sábado, 31 de diciembre de 2011

Harakiri de 2011

Campanada a campanada
labras tu propio puñal
y con empeño letal
dispones tu puñalada.
Tu agonía desolada
nada mueve ya en la noria.
Guarde quien quiera memoria
si es que le place de ti.
En lo que respecta a mí
no eres nada, solo historia.

viernes, 30 de diciembre de 2011

Cuarenta y dos

Recuerdas ya vagamente
los catorce o dieciocho
y la tarta o el bizcocho
con candor adolescente.
Hoy tu vida, indiferente,
pasa en dos de los cuarenta.
Cuatro veces diez es cuenta
mayor que los veintidós
y si a ello se añade un dos
se vuelve peor la afrenta.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Parte de guerra

Todo bien, mi general,
sin novedad en el frente.
Guarecido, muy prudente,
en su puesto cada cual.
General no, Mariscal
Tiempo de guerra secreta.
La guarnición toda quieta
con miradas intranquilas
para ver a quien fusilas
a golpe de metralleta.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Inocentes

Dos milenios, y anda el mundo
sumido en igual destino,
asentado en su camino
doloroso y errabundo.
Ley humana, en lo profundo,
que ensombrece nuestras frentes.
Herodes indiferentes
que maquinan sin reposo
y el poder del poderoso
sobre sangre de Inocentes.

martes, 27 de diciembre de 2011

Los reyes del desierto

Las noches entre la helada,
largo camino, desierto,
duda, angustia, desconcierto
en cualquier encrucijada.
Sobre arena, su pisada
pasa dejando su huella.
Hiere el frío, hiere aquella
soledad que tanto ofusca.
Cualquier hombre es rey que busca
la luz, siempre, de una estrella.

lunes, 26 de diciembre de 2011

Cuatro años

A mi hijo Jesús, en su cuarto cumpleaños.

Ley de vida sin clemencia.
Pasa el tiempo, cuatro años.
Va, sin grandes desengaños,
por la senda tu inocencia.
Con qué júbilo, qué urgencia
cuatro velas soplas fuerte
mientras tu infancia convierte
la existencia en feliz juego
que ignora el desasosiego
y las sombras de la muerte.

domingo, 25 de diciembre de 2011

Campanilleros

Ritmo de luz que regresa
y es hondura de verdad,
campanada y claridad
que es hallazgo en su promesa,
pueblo y música que apresa
en canción la tierra mía,
emoción de Andalucía
cuando sabe que, si reza,
nos da igual que la belleza
sirva al llanto o la alegría.

sábado, 24 de diciembre de 2011

Tiempo de Navidad

En recuerdo de Avelino Romero

La lumbre, la sombra
del gozo y la ausencia,
la vieja inocencia
que todo lo nombra…
El hombre, la alfombra
del tiempo y la edad.
Buena voluntad
la que hoy yo quisiera
hacer luz de hoguera
por la Navidad.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Estrellas

Triana te dio su cuna
junto a la orilla del río.
(Ramón Jiménez Tenor)

Hoy que la Estrella de Oriente
anuncia ya el Nacimiento
yo te vengo a ver, me siento
aquí al lado de tu frente.
Este amor que el pecho siente
solo el tiempo mide y sella
y hoy, a zaga de tu huella
-cerca ya la Navidad-,
mi recóndita verdad
se resume en una Estrella.

Ay, Estrella, luz cercana
en cuyo brillo me pierdo.
Seis puntas tiene el recuerdo
que me acerca hasta Triana.
Estrella, sí. Filigrana
de mi sueño y mi ventura,
cuando allá en la noche oscura
de ese Domingo que anhelo
volverá a alumbrar mi cielo
la Estrella de tu hermosura.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Hoy no va a tocarme el Gordo

Hoy no va a tocarme el Gordo
ni siquiera el reintegro.
Lo digo bajo este negro
cielo opaco, gris y tordo.
A la suerte oído sordo
gusta mi vida de hacer
así que ha de acontecer
lo que dicta la experiencia:
el Gordo a Lugo o Valencia
y yo el décimo a romper.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Un lector en Indonesia

Sin resultar jactancioso
he de dar cuenta de un hecho
que resulta, por derecho,
sorprendente y asombroso.
He de apuntarlo, orgulloso,
por si luego sufro amnesia.
Dicho así, sin anestesia,
según datos por países
tiene este blogg –qué me dices-
un lector en Indonesia.

martes, 20 de diciembre de 2011

Eterno femenino

Luz en luz, rostro encendido
que es el mismo y diferente,
manantial, certeza, fuente,
cerca y lejos el latido.
Sueño tus labios, te olvido
cada noche y cada luna.
Fuiste y eres siempre una.
Si te olvido al alba vienes.
Tienes nombre y no lo tienes.
Eres todas y ninguna.

lunes, 19 de diciembre de 2011

El rostro de la Esperanza

Hay quien, avaro en la espera,
pide cuentas a la vida
y hace sombra y hace herida
su sueño si desespera.
Esta esperanza hechicera
en la espera se afianza
pues sé, a poco que me alcanza
la honda luz de su alegría,
que el propio sueño escondía
el rostro de la Esperanza.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Marismas del Odiel

Humedales, retamar,
sueño intenso de marisma
donde el Odiel se ensimisma
y hace un nudo junto al mar.
Ventana, de par en par,
solitaria por el frío,
cuando en curva de desvío
se pregunta, en Punta Umbría,
el Odiel en su agonía
si la ría es mar o río.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Mar en mitad de la noche

Sombra inmensa, mar oscuro
como niebla prolongada.
Ojo ciego y sin mirada
como un cíclope, conjuro,
soledad, silencio puro
sin alivio ni reproche,
mar sin forma, como un broche
de infinita oscuridad,
desolada inmensidad,
mar en mitad de la noche.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Quirófano

Quirófano, operación,
destreza de cirujano.
Un estilete la mano
de perfecta precisión.
Bisbiseo una oración
y, mientras, recuerdo el mar.
En un abrir y cerrar
de ojos, la cosa acaba.
No está ya, pero sí estaba
-luna oscura- ese lunar.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Nadie quiere ya unas flores

A una anciana que me ofrece flores

Huele, me dice, y me tiende
un clavel blanco y pequeño
como el desgarro de un sueño
que, abatido, me sorprende.
Luego murmura: no vende
ya un clavel de los mejores.
Alivia sus sinsabores
y sentencia, como absorta,
con esta crisis, qué importa,
nadie quiere ya unas flores.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

La fuente que mana y corre

(Homenaje sencillo a San Juan de la Cruz)


Bien sé yo que, aunque escondida,
la fuente que mana y corre
vierte un agua que socorre
toda sed y toda herida.
Claridad no oscurecida
como el brillo de una estrella,
caudal vivo, cosa bella
hecha luz en su derroche
que, hasta en mitad de la noche,
tierra y cielos beben de ella.

martes, 13 de diciembre de 2011

Hacia la Navidad

Va del tiempo la razón.
alumbrando su esperanza.
Contrapesos de añoranza
equilibran la ilusión
De repente, en el buzón,
rompe un sobre la rutina
y una carta repentina
te recuerda, en su verdad,
que está ya la Navidad
a la vuelta de la esquina.

Lo recuerda –filo- el frío
y la bruma que se estira,
esa plata de mentira
de un papel que se hace río.
Por la curva sin desvío.
del tiempo viene, serena.
La ciudad lo anuncia, llena
de belenes y sonidos.
Que, entre guiños escondidos,
será pronto Nochebuena.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Oscuridades

Tardo otoño, oscuridades
cuando el tiempo sigue y suma
mientras dibuja la bruma
su orfandad de soledades.
Uno sueña claridades
y encuentra noche temprana.
Asomado a la ventana,
cuando muere solo el día,
sueña el alma otra alegría,
otro sol, otra mañana.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Guitarra oscura

Sin saber por qué ni dónde
te he vuelto a sentir, guitarra,
corazón que se desgarra
y el alma del tiempo esconde.
No encuentro verso que ahonde
de tus acordes la hondura.
Soledad lenta y oscura.
Tu lamento, en este día,
suena a todos a alegría
y me sabe a mí a amargura.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Los versos de la muerte

(En la lectura del libro "En la cama con la muerte (25 poemas fúnebres)", de Luis Alberto de Cuenca, con fotografías de Miguel Fernández-Pacheco y Marcela Lieblich. Ediciones de la Isla de Siltolá (Anejos de Siltolá, 3)

Qué guapa estás, chica verde,
por el rimel encendida.
Es la droga de la vida
la que nos mata y nos muerde.
Comienza a perder, y pierde
la vida quien ha nacido.
Pero no hay mejor olvido
que olvidarnos de la muerte.
No quiero que me despierte
la muerte de lo vivido.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Oración en la plaza

Dios te Salve, luz alada
en pedestal de una nube.
¿Mármol? No, gracia que sube
por los celestes nimbada.
Si te llamo Inmaculada
se hace el tiempo claridad.
Dios te Salve, eternidad
que en volandas de un anhelo
por marco tienes el cielo
otoñal de la ciudad.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Historia de una ausencia

En recuerdo emocionado del poeta Antonio Luis Baena.


Campana de sentimientos
es nuestra vida, a su suerte,
si va lamiendo la muerte
nuestros frágiles cimientos.
Gozos, sueños y momentos
se nos marchan con urgencia.
Es la triste indiferencia
del tiempo que todo aquieta.
Descanse en paz el poeta
de la historia de una ausencia.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Giralda

Ascensión. Vuelo y campana
en el limbo de la altura.
Torre mía, arquitectura
de mi infancia en la ventana.
Si almohade o si cristiana
no me importa, firme enseña.
¿Postal tópica y risueña?
Puede ser, pero algo más
si en tu estatura, a compás,
el recuerdo habita y sueña.

martes, 6 de diciembre de 2011

Constitución

Pluralismo, libertad,
pueblo, ley, soberanía,
Parlamento, monarquía
y justicia e igualdad.
Indisoluble unidad,
patria común y Nación,
poderes en división,
derechos fundamentales,
palabras, piezas, retales,
Estado y Constitución.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Tenis

Noble duelo de raqueta
que en juego y puntos se anota
y que pasa una pelota
sobre una malla coqueta.
Sean dos o tres sets la meta
es cuestión accidental,
porque viene a ser normal
según dicta la experiencia
que al final, y con paciencia,
quiwn gana es siempre Nadal.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Laocoonte

Este reptil sin clemencia
con el que habito y que lidio
es una sierpe, un ofidio
que constriñe mi existencia.
Acecho tenaz, presencia
que dormita o se revuelve
y en su veneno disuelve
esta lucha sin escudo
cuando, apretando su nudo,
se retuerce cuando vuelve.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Otoño junto al mar

Viejo mar, vago horizonte,
espejo que me devuelve
mi niñez que se disuelve
sin que el tiempo la remonte.
Tierra, sueño, dunas, monte
de mi infancia en el altar.
Contemplarte es regresar
al verano del recuerdo
ahora que a solas me pierdo
-tardío otoño- junto al mar.

viernes, 2 de diciembre de 2011

En la frontera del frío

Lento camino, vereda
en la frontera del frío.
Va cansado y va sin brío
el año por su alameda.
Apura la hoja que queda
el menguado calendario
y en el gris abecedario
perseguido de los días
solo encuentro medianías
que anotar en mi diario.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Otra vez diciembre

Otra vez diciembre, cuenta
de un año que ya se pierde,
diente del tiempo que muerde
y va imponiendo su afrenta.
Bruma, escarcha que se asienta
en las ramas de la vida.
Otra vez diciembre, herida
que si hoy queda inaugurada
ha de ser pronto, agrandada,
campanario y despedida.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Hoja del calendario arrancada

Hoy el tiempo en su verdad,
certero como un florete,
a su filo te somete
con premura y sin piedad.
De la bruma en tu heredad
apura el último sorbo.
Pobre anciano, sucio y torvo,
agotado tu diario
en la sed del calendario
eres ya solo un estorbo.

martes, 29 de noviembre de 2011

El otoño va por dentro

Triste otoño en medianía.
Grisura de tiempo quieto.
Ni aliciente ni secreto
guarda en ti la luz del día.
Oscura monotonía
que me sale así al encuentro
cuando, a solas, desde el centro
del cansancio indiferente
pareciera que uno siente
que el otoño va por dentro.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Versos de arena y luz

En recuerdo de Mariló Naval.

La luz certera de Rota
con la plata de sus brillos
en estos versos sencillos,
gaviota del Sur, gaviota.
A la nave su derrota
marca la estrella polar.
Tu vida fue recitar
y en toda tu poesía
cabe entera la Bahía
junto al sueño de la mar.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Sierra encendida

Otoño, sierra encendida,
alto vuelo de milano,
cielo celeste en la mano,
nube lenta y sostenida.
Nuez pequeña, endurecida,
en la que el tiempo se encierra.
Otoño, luz de la sierra
cuando la tarde musita
su soledad infinita
al silencio de la tierra.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Libertad en la sombra

A Eugenio Martín.

Abismo, presentimiento,
desorden o geometría,
inconclusión, agonía
o razón del sentimiento,
intuición, advenimiento,
sombra o luz, figura o lodo,
adjetivos desangrados,
libertad por todos lados.
Qué importa qué, nada y todo.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Luz de Andalucía

Soledad, campana en vuelo,
esquina, secreto, gozo,
claridades en retozo
en los encajes del cielo,
surco, sombra, sueño, anhelo,
lirio, rosa, argentería,
mar, arena, costa, ría,
cal, silencio, olivos, pinos…
Infinitos lo caminos
de la luz de Andalucía.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Bandera de vencidos

Si te viene, si viniera
cuesta arriba la pendiente
y tu paso, débilmente,
no hallaras quien sostuviera
mantén firme la bandera
aunque luzca acribillada.
Con la enseña derrotada
derrotado no te vean.
Grandes banderas ondean
en tan solo una mirada.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Lentitudes

Lentitud vaga, inconcreta,
lentitud de la mañana
cuando el otoño desgrana
su pereza lenta y quieta.
Lentitud en esta veta
de la tarde oscurecida.
Lentitud enlentecida
del reloj y de las horas.
Lentitudes sin demora,
lentitudes de la vida.

martes, 22 de noviembre de 2011

Saturno devorando a su hijo (homenaje a Francisco de Goya)

Abierta la boca fiera
reclamando el alimento,
umbrío instante, momento
brutal donde los hubiera.
Al hijo ya, ni siquiera,
le asiste pulso en la herida.
Cadáver, sangre vencida
a merced de sus derrotas,
brinda sus vísceras rotas
al padre que le dio vida.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Llovizna

Llovizna, lluvia mezquina
que quizás ni es lluvia acaso,
de menudo y torpe el paso
con que te asalta en la esquina.
Daga inútil, repentina
que se clava sin protesta.
Lluvia mediocre que en esta
cansina mediocridad
pregona su necedad:
moja poco y no molesta.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Elogio del boto

Recio, cómodo, campero,
con tacón de artesanía
que brinda a la anatomía
del pie caricia de cuero.
En su género, el primero
y, entre todos, el más fino.
Atendido su destino
sin complejo aquí lo anoto.
No hay voto mejor que el boto
de Valverde del Camino.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Lirios de noviembre para el Crucificado

¿Por qué vuelvo, por qué vengo
ante tu imagen desnuda
y es la emoción la que anuda
el silencio que sostengo?
¿Por qué todo lo que tengo
te lo dejo aquí rendido
y, en este otoño encendido,
siento, en fugaz contraluz,
que a la sombra de esa cruz
no hay cansancio ni hay olvido?

¿Por qué del tiempo al dictado
los apuntes de mi vida
y esa lección en la herida
entreabierta del costado?
¿Por qué sé que no es pecado
insistir en lo que amo
si es el recuerdo, al reclamo
de las tardes a tu lado,
por este suelo empedrado
quien llega a Ti, tramo a tramo?

¿Por qué –soledad rendida-
he querido yo esta tarde
la dulzura sin alarde
de tu muerte adormecida?
¿Por qué te pongo la vida
como un lirio aquí a tu planta
y, al sentir que es tanta y tanta
esta llama en lo profundo,
la primavera del mundo
se insinúa y agiganta?

Es, Señor, por todo y nada,
por noviembre y por ayer,
porque –ciego- vuelvo a ver
si contemplo esa mirada.
Es así. Sucede cada
ocasión que vengo a verte.
Es que quiero –sin que acierte
a explicarlo aunque quisiera-
que ese día que yo muera
me asista tu Buena Muerte.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Cenizas de noviembre

Pasa el tiempo tan deprisa
como nube indiferente
o en un rostro, hermosamente,
lo fugaz de una sonrisa.
Ayer llama, y hoy ceniza,
va noviembre a la carrera,
y su luz que reverbera,
con la sed de un sol gastado,
es un óbolo cansado
del otoño en la frontrera.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Propósitos

Para el día
lo sencillo
y, sin brillo,
la alegría.
Todavía,
luz en cada
ser, mirada.
Para hoy
lo que soy,
poco o nada.

No ir de chulo
por la vida.
Nunca herida
con un bulo.
Mejor mulo,
que no halcón.
Discreción
en el lodo.
Sobre todo,
corazón.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Recuerdo de Soria

Tierra lejana, infinita
en la ribera del Duero,
con aquel recto sendero
junto al cauce hasta la Ermita.
Hoy no sé por qué a la cita
de tu recuerdo yo acudo.
Con amor distante y mudo
que le debo a mi ascendencia
dejo sangre por herencia
junto a un álamo desnudo.

martes, 15 de noviembre de 2011

Región helada

Tiempo abajo, otoño adentro,
noviembre es región helada
por donde va la pisada
de alguna luz al encuentro.
Qué oscuridad en el centro
de su tránsito y su entraña
si diluye con su extraña,
gris cortina de humedad
la bruma la soledad
de la altísima espadaña.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Poeta y Procurador

A Jesús Tortajada.

Pleito, demanda, maleta
necesaria de la vida.
Alguna estrofa escondida
junto a un auto, en la carpeta.
Poeta como el poeta
que en la sangre te fue hermano.
Un buen traje cotidiano
por si dicta, en lo profundo,
su sentencia gris el mundo
darla al mundo, de la mano.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Paseo marítimo

Soledad, playa vacía.
Larga orilla de abandono
donde el viento, con encono,
besa y riza el agua fría.
Horizonte, argentería
de la espuma libre y sola
cuando el brinco de una ola
en la cresta de su rizo
copia el cielo gris plomizo
como sombra en aureola.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Llanura y horizonte

Campo extendido, llanura
donde, a compás de su anhelo,
funden la tierra y el cielo
su perfecta compostura.
Soledad desde la altura
inmensa de este balcón
cuando, todo corazón,
silba su sueño a la peña
el pueblo que late y sueña
escondido en su rincón.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Sombra y luz

Sombra, dolor, barricada,
mundo oscuro en pie de guerra
y, por todo mar y tierra,
la inocencia traicionada,
desazón, puñal, espada,
ambición en lo profundo,
insolidario, errabundo
del hombre el hombre enemigo,
mezquindades sin castigo,
oscuridades del mundo.

Mas después, en la balanza,
ancha sonrisa de niño,
mano que tiende el cariño
a quien no puede ni alcanza,
honradez, lucha, esperanza
de este sueño en el que abundo,
generoso, en un segundo,
el hombre del hombre hermano
y, en la palma de la mano,
la luz intacta del mundo.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Picasso azul

Tristeza, suspiro hondo
en las orillas del frío.
Abandono, escalofrío
con tan solo el mar de fondo.
Silencio y dolor redondo
que deja el alma aterida
cuando, descalza, la vida
en el pincel de Picasso
no ve luz en el ocaso
y el azul es una herida.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Ovillo del otoño

Perezoso, lento ovillo
enlazado de los días.
Murmullo de letanías
de este noviembre sin brillo.
El jaramago amarillo
se agazapa en los tejados
y con pasos demorados
va el otoño, sin premura,
con toda su carga oscura
por senderos extraviados.

martes, 8 de noviembre de 2011

Elogio del zapping

Cuota, minuto, pantalla,
bien dispuesto maquillaje,
electorado, mensaje,
habla uno, el otro calla.
Incruenta la batalla,
propensa a la autolisonja.
Dos postores en la lonja
disputándose el alijo.
Yo feliz, junto a mi hijo,
pongo mientras Bob Esponja.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Sol de noviembre

Sol de noviembre, guerrero
cuya espada inofensiva
no atraviesa y deja viva
la mirada en el sendero.
Sol benigno, compañero
de la luz adelgazada
cuando en la tarde apagada
van los días, con su noria,
entrelazando la historia
del otoño y su pisada.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Callejero del gozo

Hiniesta, Lira, Vergara,
Dueñas, Sol, Tintes, Boteros,
Villegas, Alfalfa, Odreros,
Imperial o Santa Clara,
Bailén, Betis, Trastamara,
Relator, Correduría,
Candilejo, Alfarería,
Campamento, San Bernardo,
Agua, Lirio, Pozo, Nardo,
Feria, Cuna, Alcaicería.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Oración para una mañana de otoño

¿Quién, tras la simple apariencia
y estas silabas que junta,
habita tras la pregunta
y es caricia siendo ausencia?
¿Quién escribe en la conciencia
y corre de todo en pos?
Ráfaga, rayo veloz
que a su fuerza todo anuda,
¿quién es gozo, sombra, duda,
canto, dicha, fuente y voz?

¿Quién escapa? ¿Quién regresa?
¿Quién es Nombre tras los nombres?
¿Quién por amor a los hombres
desbarata su promesa?
¿A quién niega si está presa
la existencia en el dolor?
¿Quién, entre tanto fragor,
se hace invisible en la bruma
siendo eterna Luz que suma
de la luz el esplendor?

¿Quién, silencioso, acompaña
mi silencio cada día?
¿Quién vigila? ¿Quién espía?
¿Quién me alienta? ¿Quién me daña?
¿Quién susurra –cosa extraña-
eres uno y somos dos?
¿Con quién quiere, tras mi adiós,
mi palabra estar fundida?
¿Quién late tras tanta vida?
La respuesta a todo es Dios.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Pueblo blanco

Pueblo blanco, bordeado
por el cerco de la sierra.
Breve bostezo de tierra
en ladrillo y cal mudado.
Tranquilo pueblo apartado
con su torre por enseña.
Cómo late, cómo sueña
tu silencio lento, espeso,
entre ramas de cantueso
sobre el lentisco y la peña.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Aliño Papandreou

Desde el preclaro Solón
no ha habido en tierra ateniense
un político que piense
con tan firme convicción.
Declaro, sin aflicción,
que no encuentro rima en eu
mas juro, Mare de Deu,
que si luego voy de tapas
no pido aliño de papas
sino aliño Papandreou.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Palabras a la tierra

Recia y compacta, destino
siempre, al fin, de nuestro paso
cuando contempla el ocaso
solo el hombre en su camino.
Si al morir une su sino
-breve nombre- nos aterra.
Palabra donde se encierra
el misterio en lo profundo.
Poderoso hondón del mundo.
Hablo, claro, de la tierra.

martes, 1 de noviembre de 2011

Truco o trato

Sombras, máscaras, caretas
de la importada impostura.
Esqueletos por figura,
espectrales siluetas.
Tratos, trucos, tristes tretas,
timbres en la madrugada
y, con paciencia esforzada,
rogar con sumo cariño
al padre de tanto niño
que mi casa no la invada.

lunes, 31 de octubre de 2011

Desembocadura de octubre

Octubre, tranquilo río
llega en silencio hasta el mar
y al así desembocar
da a la espuma su desvío.
Sombra en la sombra, vacío,
es ya sed de inmensidad
y, en la eterna soledad
de ese mar acumulado,
sólo la voz del pasado
sin eco en la oscuridad.

domingo, 30 de octubre de 2011

Espejo en la ría

Como si el brillo del mar
fuese, a solas, un espejo
lucho en mi empeño, no cejo
en volver y regresar.
Pero, en lenta bajamar,
ya la luz acorta el día
y el azogue de la ría
me devuelve, solamente,
el reflejo indiferente
del otoño en medianía.

sábado, 29 de octubre de 2011

Levante Champions

No lo cree quien no lo ve.
Que vayan, a estas alturas,
embistiendo como miuras
sin saber cómo y por qué.
Ballesteros y Koné
son columna vertebral
y, a este paso, no hay rival
ni paradas de Casillas
que detengan las sombrillas
que levanta el vendaval.

viernes, 28 de octubre de 2011

Flores eléctricas

Esas flores que reparte
tu sonrisa del Oriente
no valen lo que tu frente.
Ven y déjalas aparte.
Ni pagarlas ni pagarte
puedo yo por esa flor.
Que sería un impostor
si a flor sin alma, impostora,
dedicara un verso ahora
en lugar de a ti, mejor.

jueves, 27 de octubre de 2011

Corazón del viento

Azote, ráfaga, aullido
de la eterna voz del viento,
invisible movimiento
desatado en su bramido.
Fuerza inmensa de un latido
siempre en aceleración.
A resguardo en un rincón,
pienso que el viento carece
de rostro, pero parece
que tuviera corazón.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Alameda

Único superviviente
de aquellas salas de Cine.
Niño y muchacho, aquí vine
con júbilo adolescente.
El entorno, diferente,
mudó a peor. Poco queda
y lamento que no pueda
mi nostalgia que regresa
sentarse sola en la mesa
del viejo Café Alameda.

martes, 25 de octubre de 2011

Elogio de Javi Varas

Deja que te cuente, hermano,
con décima en buena lid
lo feliz que a mí, en Madrid,
me hizo el sábado tu mano.
Si erró Messí, que es humano,
fue solo por cómo paras
y ahora que, humilde, acaparas
fugaz gloria deportiva
dejo esta rima votiva
en su honor, Don Javier Varas.

lunes, 24 de octubre de 2011

Muerte en el asfalto

(Homenaje a Marco Simoncelli)

Infortunio, sombra, vida,
luto, azar, quizás destino.
Juventud que, en el camino,
queda rota y abatida.
Accidente, llanto, herida,
humana incredulidad.
Terrible velocidad
de un golpe seco y certero.
¿Dije destino? Prefiero
decir solo libertad.

domingo, 23 de octubre de 2011

Campo a través

Retama, jara, lentisco
traman su agreste madeja
mientras la luz se bosqueja
tras de la altura del risco.
A lo lejos, el aprisco
y una encina en soledad.
Serenado en su verdad
es el campo, en este instante,
un irónico gigante
que desprecia a la ciudad.

sábado, 22 de octubre de 2011

Castilla adentro

Pueblos ocres, la llanura
duerme un sueño milenario
mientras luce el campanario
su compacta arquitectura.
Campo inmóvil, espesura
de silencios sin orilla.
Tierra llana, maravilla
como cumplida promesa
si el corazón atraviesa
los caminos de Castilla.

viernes, 21 de octubre de 2011

La muerte temprana

Muerte injusta por temprana
cuando arrolla, con su alud,
la encendida juventud
y trunca cualquier mañana
Desafinada campana,
deja llanto en su desplante.
Amargura, interrogante
que deja la muerte fría
si se lleva a quien tenía
mucha vida por delante.

jueves, 20 de octubre de 2011

Vocales para niños (U)

Usual, útil, es una
que es cierre de las vocales
con cuernecillos iguales
desde su base y su cuna.
Queda segunda en la luna
y primera en urogallo.
Corredora sin desmayo
siendo la última en la pista.
Y ya se acabó la lista,
de manera que me callo.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Vocales para niños (O)

Orgullosa, osada, oronda
como un donut o la luna.
Más honrada que ninguna
por honesta y por redonda.
Vocal como una rotonda
o la panza de un buen oso.
Escribirla no es costoso
pues es círculo sin pico.
Lleva una hache en el hocico
y se expande en oloroso.

martes, 18 de octubre de 2011

Vocales para niños (I)

Imparcial, independiente,
imagen de ingenuidad,
que al estar en la mitad
no va hacia atrás ni hacia el frente.
Y aun así, de inteligente,
hasta abarca el infinito.
Si me pongo en pie, la imito
aunque falte un punto arriba.
Esta letra nos cautiva
porque tiene su puntito.

lunes, 17 de octubre de 2011

Vocales para niños (E)

Esta es letra esplendorosa,
especial, muy elegante,
E de estrella y elefante
y elogioso y elogiosa.
Educada es ella, hermosa
si va detrás de la hache.
Coge un coche y pisa un bache.
Echa espuma, estudia, espera
para ser letra postrera
de algún duende o cachivache.

domingo, 16 de octubre de 2011

Vocales para niños (A)

Atenta, abierta, atrevida.
¿A que sí? Que es la primera.
Alas, aliento y acera.
Va de chula por la vida.
Ágil alondra aguerrida
que abre alegre el alfabeto.
A veces se va de asueto.
Arañita que no ataca,
da dos besos a una vaca
y acurruca en un abeto.

sábado, 15 de octubre de 2011

Teresa

Fundación, forja y camino.
Dios no muda y todo pasa.
Dios es mano que acompasa
la voluntad del destino.
Paso siempre peregrino
que se marcha y no regresa.
Signo, señal y promesa
de una eterna voz de fuego.
Corazón siempre andariego.
Doctora y Santa, Teresa.

viernes, 14 de octubre de 2011

Las horas perseguidas

Lentitud, tela de araña
de las horas perseguidas
que, con manos escondidas,
teje el tiempo y su maraña.
Red deforme, eterna, extraña
de invisible y sutil hilo
cuando siente el hombre, en vilo
de un tenaz desasosiego,
que es juguete para un fuego
que se aviva con sigilo.

jueves, 13 de octubre de 2011

Los latidos del mar

Esta serie de décimas, con el título de “Los latidos del mar”, resultó ganadora el pasado mes de julio del VIII Certamen Internacional de Décima Espinela de Tuineje (Fuerteventura), ex aequo con el poeta cubano Rolando Ávalos y su obra “El mar que tiene raíces”.

I

Hondas raíces del mar,
infinito por destino.
Plenitud, vida y camino
abierto de par en par.
Cuánta luz sin horadar
desde el sueño de esta orilla.
Todo el gozo se agavilla
junto al cerco de su espuma
-gigante que, entre la bruma,
trenza su magia sencilla-

II

Yo sé que, en su sentimiento,
el mar tiene corazón.
Lo escucho latir al son
de las olas, bajo el viento.
Corazón eterno y lento
que jamás teme al olvido.
Hace milenios nacido
pero un niño nos parece
porque al mar rejuvenece
la fuerza de su latido.

III

Puerto a puerto y puerta a puerta
viene el mar, viene y me llama.
El corazón me reclama
desde su orilla entreabierta.
Mi sangre se inquieta, alerta,
con la llamada del mar
y, en un abrir y cerrar
de ojos, sabe mi empeño
que en los adentros, el sueño
ya se ha echado a navegar.

IV

Yo no cambio, madre, el mar
por prebendas ni dinero
porque el mar es compañero,
y sin nada reclamar.
Que me lleven a enterrar
entre viejas caracolas,
que a la vera de las olas
gozaré mejor reposo
que en un nicho silencioso
o entre tristes cruces solas.

V

Viejo mar, juego de espejos
en el juego de la vida,
pues igual dicha que herida
copias, lento, en tus reflejos.
No te hiere, ni de lejos,
el tiempo cuando se escancia.
Soy yo, herido de distancia,
quien ha envejecido a solas
y quien sueña que tus olas
son las mismas de la infancia.

VI

Derrama tu luz serena
para el niño, para el triste,
para el loco que persiste
en soñar oro la arena;
para aquel a quien condena
el mundo en su crueldad.
Da el azul de tu verdad
al sufriente, al oprimido
y halle calma y halle olvido
siempre el hombre en tu heredad.

VII

Sable del mar, recia espada
que es intenso azul en vilo
y horizonte de sigilo
para el hombre y su mirada.
Malla celeste trenzada
con infinitos retales.
Cambio mis penas por sales:
Tú te llevas mi amargura
y yo me quedo la anchura
de tus anchos litorales.

VIII

Canción, arpegio, guitarra,
compañero de mi estío,
viejo mar del sueño mío
que del cielo se desgarra;
canto ronco de cigarra
entre dunas y sabinas.
Candil azul que iluminas
toda sed y todo espera.
Quién para siempre viviera
amarrado en tus esquinas.

IX

En calma o en tempestad
eres cima de belleza
pues en ti se gesta, empieza
la infinita claridad.
Sin ti, todo oscuridad
y silencio entre la bruma.
Todo en tu azul se consuma
si tu antiguo corazón
va licuándose así, al son
de las olas, entre espuma.

X

Aquí te canto y emplazo,
mar de las Islas del sueño,
cinturón que, con empeño,
ciñes la tierra a tu abrazo.
Mar que enredas, con un lazo
los silencios con el viento.
Es nombrarte y, al momento,
se hace gozo mi cantar.
Nombre eterno, siempre mar
como azul advenimiento

miércoles, 12 de octubre de 2011

Punta del Sebo

Claridad, orfebrería
de celeste y plata pura.
Sueño esbelto de blancura
junto al azul de una ría.
Almirante, fiel vigía
de la luz a cualquier hora.
En ti Huelva se decora,
orgullosa en su ribera,
con la gloria y la bandera
de la Fe Descubridora

martes, 11 de octubre de 2011

Toda la noche se oyeron pasar pájaros

Presagio, señal, llamada
de los pájaros en vuelo.
Cansancio por el anhelo
de una tierra deseada.
Incertidumbre, mirada
al horizonte del mar.
Vela, mástil, navegar
que, acaso como la vida,
busca tierra prometida
y ensenada en que atracar.

lunes, 10 de octubre de 2011

Elogio de las sombras

Esquivas sombras secretas
que en las calles enredadas
dibujáis en las fachadas
desiguales siluetas.
Contraluz, reflejos, vetas
de la tarde oscurecida.
Sombras que son como herida
donde el hombre, acaso, advierte
la oscuridad de la muerte
y las sombras de la vida.

domingo, 9 de octubre de 2011

Domingo de otoño

Hora temprana por fría.
En la plaza despoblada
se ha encendido una fachada
con la lámpara del día.
Toda la melancolía
tiene en el otoño asiento.
La ciudad, por un momento,
agazapada dormita,
indiferente a la cita
de esta luz que va en aumento.

sábado, 8 de octubre de 2011

Palomar

Recuerdo de Gotarrendura (Ávila)


Penumbra, calma, sigilo
de nidales clausurados.
El adobe, en los tejados,
duerme su sueño tranquilo.
Pueblo oculto, tiempo en vilo
y un pequeño palomar.
En el lento deambular
del recuerdo que regresa
imagina uno a Teresa
echando el alma a volar.

viernes, 7 de octubre de 2011

Propter nuptias

Pido perdón a Victorio
y disculpas a Lucchino
pues no sé si es seda o lino
el traje del desposorio.
A este enlace tan notorio
dejo décima en honor
y, sin vergüenza o rubor,
al Palacio de las Dueñas
van mis palabras, risueñas,
que brindan por el amor.

jueves, 6 de octubre de 2011

Paseo por la Judería

Soledad, plaza vacía,
calles solas, tiempo quieto
tal si guardara un secreto
esta antigua Judería.
Otoñal melancolía
de la tarde azul y clara.
Un extranjero se para
y mira, curiosamente,
porque en la casa de enfrente
nació Miguel de Mañara.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Juan Bernier

Hondo, fino, introvertido
en la voz con que murmura.
Poeta de la espesura
humana de lo vivido.
Verso que arranca al olvido
del Cántico la promesa.
Guadalquivir que regresa
con oscuro cauce quieto
para alumbrar el secreto
de la tierra cordobesa.

martes, 4 de octubre de 2011

Florecilla para San Francisco de Asís

Sólo el agua en la que bebe
y la hermana golondrina.
Sólo un hombre que camina
aterido por la nieve.
Sólo el sol, sólo la leve
transparencia azul del río.
Sólo un hombre en su albedrío
que la ropa ha regalado
y que goza, sin cuidado,
de la pobreza del frío.

lunes, 3 de octubre de 2011

Al pie de la letra

Al pie de la letra, Víctor Jiménez.
Ediciones de La Isla de Siltolá.
Col. Siltolá-Poesía, 19, 2011.

Al pìe de la letra, vientos
que se atrapan al dictado
con su gozo y su recado,
sus sombras, sus desalientos.
Instantes, flashes, momentos
como una instantánea quieta.
Vaga tristeza secreta
hecha rutina y herida.
Testimonio de la vida,
en las aulas, del poeta.

domingo, 2 de octubre de 2011

Telegrama a Artur Mas

El catalá parlamento
entiendo de maravillas
pues caga tres palabrillas
con notable estreñimiento.
Si no entiende nuestro acento
debe ser problema suyo.
Lección primera: capullo
es botón de flor de rosa
y a veces –una altra cosa-
quien hiere el ajeno orgullo.

sábado, 1 de octubre de 2011

Nacimiento de octubre

Caballero cuyo traje
es de rama desnudada.
Igual siempre tu pisada
en los surcos del paisaje.
De tu mano va, en viaje,
siempre el tiempo sin retorno
y en el vago y gris contorno
de tu sombra y de tu planta
toma forma y se agiganta
un otoño sin adorno.

viernes, 30 de septiembre de 2011

Últimos latidos de septiembre

Por el mar –lámina lisa-
va la sombra perezosa
de una nube silenciosa
que arrastra, lenta, la brisa.
La tarde dócil se irisa
con destellos encendidos
y entre pinos escondidos
da septiembre, moribundo,
la secuencia en lo profundo
de sus últimos latidos.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Telegrama a la tierra

Que besen tu calavera
las lentas flores del frío,
oh lejano amigo mío
que me dejaste a la espera.
Sin despedirte siquiera
te marchaste. Ya no importa.
Mira tu vida qué corta
y el dolor qué prolongado,
que yo sigo consternado
por la sangre de tu aorta

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Cara y cruz de septiembre

Septiembre, luz sepultada,
trazo de sombra en la frente,
claridad languideciente,
sola orilla traicionada.
Cara y cruz, encrucijada
de esta vida pasajera.
Qué naufragio en tu ribera.
Nube gris que todo cubre.
Vete ya, que venga octubre
ondeando su bandera.

martes, 27 de septiembre de 2011

Isla

Isla azul donde el olvido
es más fácil, isla donde
en tus entrañas se esconde
de volcanes el rugido.
Soledad, magma, latido
de la tierra en un momento.
Espejo de un tiempo lento
con cenizas en tu altar,
frontera eterna del mar,
corazón sin voz del viento.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Reencuentro en las aulas

Yo más viejo y más huraño
por el tiempo con su alud.
Iguales en juventud
ellos siempre, cada año.
Ellos banca, yo el escaño
de una tarima delante.
No saben que en este instante
en que escrutan mi presencia
me devuelven la experiencia
de mis años de estudiante.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Visión del Torcal

Entre inmensos peñascales
la llanura yace quieta
Se adormece la meseta
entre sueños de jarales.
Parte el sol en mil cristales
sobre el campo sus reflejos
y se divisa, a lo lejos,
tras la falda de aquel monte
del Torcal el horizonte
con destellos de oros viejos.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Voz

Nada apenas. Sólo un eco
que aunque nace y se estremece
al punto desaparece
vacío, lánguido, hueco.
En la esquina y recoveco
del empeño de una vida
la débil llama encendida
que ni a fuego pobre alcanza
y que el tiempo, cuando avanza,
ha de dejar extinguida

viernes, 23 de septiembre de 2011

Liga bipolar

Tanta queja, tal revuelo
y protesta quejumbrosa
y al final va estar la cosa
reñida y en un pañuelo.
Pongan los pies en el suelo,
que es un hecho y no demencia.
Si así sigue la querencia
la Liga será ganada
en la última jornada
por el Betis o el Valencia.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Burla del otoño

Yo cambiaba, anda que anda,
tus castañas sin protesta
y las nueces de tu cesta
por adelfa y jacaranda.
De mi sueño en la baranda
ya te llevan a enterrar.
Toma burla en mi cantar
y que sepas, Niño Otoño,
que para el oso el madroño
y para mí siempre el mar.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

En la muerte del verano

Adiós, capitán bravío
del buque que yo prefiero,
generoso Caballero
de la espuma y del estío.
Adiós, Príncipe, mar mío,
el del azul en la mano.
Recostado en el lejano
lecho de estrellas del cielo
halle descanso tu anhelo
y vuelve pronto, verano.

martes, 20 de septiembre de 2011

Rayo de sol

Eternidad que no pasa
en su esencia de luz pura.
Invisible arquitectura
que no precisa argamasa.
Daga eterna que traspasa
porque un astro así lo quiere.
Rayo de sol que me hiere
y recuerda si se clava
que es el hombre quien se acaba
mientras el sol nunca muere

lunes, 19 de septiembre de 2011

Gran Ciudad

Trasiego, tráfago, gente,
confuso enjambre de vida
donde gana la partida
a lo sereno lo urgente.
Vaga luz indiferente,
túnel, sombra, oscuridad,
avenida, gran ciudad,
humo, tráfico, el ruido,
desazón, vértigo, olvido,
multitud y soledad.

domingo, 18 de septiembre de 2011

La casa en la distancia

Ay, aquella balconada
frente al mar sobre aquel monte,
aquella luz de horizonte
concentrada en la mirada;
esa cal iluminada
como un lienzo de blancura,
aquel pueblo entre la oscura
y ancha sombra de los pinos,
aquellos viejos caminos
de la infancia sin premura.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Monotonía de sábado

Otra vez fin de semana
que de nada es el final,
sólo daga, ese puñal
del tiempo que se desgrana.
Parece, tras la ventana,
que es ya lunes o es ya jueves.
Con cautela, no te atreves
ni a nombrar siquiera el día.
Sólo la monotonía
de esa fuente en la que bebes.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Adelfa amarilla

Miradla: reina amarilla
entre el laurel y la rosa,
floración densa y gozosa
que a la sed del sol se humilla,
tan serena y tan sencilla
que no agreden sus primores
y en los claros estertores
de la tarde que se apaga
viste de sombras la vaga
yema gualda de sus flores.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Teoría de Andalucía

¿Certeza? No. Sólo anhelo
Ni canción ni castañuela.
Sólo un pájaro que vuela
y es tristeza con su vuelo.
Junto al altar de tu cielo
cuánto escombro de alegría.
Hondo cielo, tierra mía
que así escondes tus verdades.
Digo muchas soledades
cuando digo Andalucía.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Cigarra

Canta. Canta. Canta. Canta
que no hay canto como el tuyo
ni más generoso orgullo
que tu voz que se levanta.
Si alguno se solivianta
será su problema, amiga.
Canta siempre sin fatiga
ni temor, alegremente,
y desprecia sabiamente
la necedad de la hormiga.

martes, 13 de septiembre de 2011

Esplendor y gozo de la automatrícula

Usuario, contraseña,
icono, ratón, pestaña.
Se precisa buena maña,
me comenta quien se empreña.
Dificultad no pequeña
la que este proceso esconde.
Sin saber por qué ni dónde,
con desprecio virtual,
se constata que, al final,
el programa no responde.

lunes, 12 de septiembre de 2011

La palabra libertad

La palabra libertad
es a veces espejismo.
Como la luz, o lo mismo
que la etérea claridad.
De su altísima heredad
nos falta el primer latido.
Nadie sabra ni ha sabido
la libertad de nacer.
Que se nace sin querer
sabe todo el que ha nacido.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Rosario de la Aurora

A la Hermandad sevillana del Cerro del Águila, con mi agradecimiento.

Tibio sol, sol que traspasa
porque quiere la alborada
tu belleza nacarada
cuando sales de tu casa.
Ya la luz que se acompasa
trenza en vilo sus primores
y Tú –flor entre las flores-,
con tu gesto silencioso,
vuelves misterio gozoso
el perfil de tus Dolores.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Sanlúcar de Barrameda

Tierra fértil donde el río
trenza por Bajo de Guía
lentitudes de agonía
en su muerte y su desvío.
Siempre amante del estío
y heredera de la jara.
Si mi vida naufragara
que la lleve la corriente
sin urgencia y lentamente
hasta tu orilla más clara.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Estampa de soledad

Soledad de viejos pinos
cuando septiembre desviste
con pereza lenta y triste
ya la luz de los caminos.
Reflejos adamantinos
de las nubes sobre el mar
cuando la espuma es altar
donde ofrenda toda ausencia
la pereza, sin urgencia,
del verano al acabar.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Cansancio del verano

A la sombra. Al tiempo nuevo
que se gesta con sigilo.
Al cielo que quiere, en vilo,
de este cielo ya el relevo.
A este verano en que bebo
sin que el verano ya importe.
Al día, para que acorte
el silencio con que callo.
Al viento que, sin desmayo,
trae las nubes desde el norte.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Camino de septiembre

Otra vez septiembre. Ya
el otoño se avecina
y otra vez dobla la esquina
su desnudez. Viene y va
el aire porque ya está
el verano consumido.
El reflejo adormecido
de la luz desbaratada
va dejando en la mirada
una orilla en el olvido.

martes, 6 de septiembre de 2011

Imprenta Martínez

Cuento y no sale la cuenta
de los años que han pasado
desde que un niño cansado
entraba en aquella imprenta.
Ya en la esquina no se asienta
el negocio aquel pequeño
y el estruendo con empeño
de la fotocopiadora
no sobresalta en la aurora
de un frío invierno mi sueño.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Naufragio


¡Adiós, vapor Adriano,
navajeando el horizonte
por la mañana temprano!
(Emilio Jiménez Diaz)

Adiós, espuma de asombro
de la vieja niñez mía,
celestes de la Bahía
que regresan si te nombro.
Vuelto tu sueño en escombro
quiere el mar tu casco anciano.
Bajo el cielo gaditano
el recuerdo es una llaga
cuando en el muelle naufraga
el vaporcillo Adriano.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Carrusel deportivo


Publicidad, con salero,
de Seguros Finisterre
y el pitido, erre que erre,
de gol en El Sardinero.
¡Rico Pérez? Cero a cero.
Expulsión en Sabadell.
Bastante mejor nivel
que todos estos pelmazos
disputándose, a codazos,
las porciones del pastel.

sábado, 3 de septiembre de 2011

El mar desbaratado

Cangilón, rutina, noria
del tiempo que vuelve y vuelve
y lento muele y disuelve
poco a poco muestra historia.
Del pasado la memoria
siempre en septiembre regresa
mas la ceniza que apresa
en su empeño, al regresar,
es sólo como si el mar
olvidara una promesa.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Tormenta de septiembre


Rayos y truenos, tormenta
de septiembre, repentina,
mientras hace en cada esquina
la lluvia su terca cuenta.
Plomiza, gris, cenicienta
va entre sombras la mañana
y, asomado a la ventana,
vuelve a ser en mi diario
la ciudad el escenario
de la vida cotidiana.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Oración en penumbra al Santísimo Cristo del Calvario


Soledad, silencio, sombra,
mi infancia, mi luz, mi sueño.
mi vida, mi voz, mi empeño
que se agrede si se nombra.
Mi Dios, mi dolor, mi alfombra,
mi lirio, mi madrugada,
mi oscuridad, mi mirada,
mi secreto, mi oración.
mi sangre, mi corazón,
mi noche gris, mi alborada.

miércoles, 31 de agosto de 2011

Último ocaso de agosto

Hoy se marcha como vino
tras la estela de su ayer
sin que quepa ya volver
a su fuego repentino.
Este ocaso y este trino
de su fuga van en pos
y, defraudados los dos,
regresan en un segundo
porque agosto, en lo profundo,
a su modo dijo adiós.

martes, 30 de agosto de 2011

Tarde en estertor

Viene la tarde tranquila
perdiendo a su paso fuelle
y va dejando en el muelle
una luz delgada y lila.
Las aves cruzan en fila
por la gasa añil del cielo
y en la prisa de su vuelo
alto y fugaz, raro y blando,
se anuncia que va acabando
del verano ya el anhelo.

lunes, 29 de agosto de 2011

Sombras de agosto

El viento que arremolina
hoy la arena sin piedad
solo anuncia soledad
a la vuelta de la esquina.
Entre nubes, se ilumina
con un solo rayo el mar
y, abierto de par en par
entre un gris entumecido,
dice que agosto, vencido,
está a punto de acabar.

domingo, 28 de agosto de 2011

Conchas finas

Conchas partidas, cuchillos
que se clavan en la planta
y en los que el sol agiganta
el poliedro de sus brillos.
Montón de restos sencillos
que la mar, con ironía,
dispone a quien desafía
su verdad, levanta y alza
para que sufra, descalza,
la planta su alevosía.

sábado, 27 de agosto de 2011

Redes abandonadas

Azules, rojas, vencidas
por el polvo y la marea
mientras la mar bambolea
las hendiduras heridas.
Deshilachadas, dormidas,
abatidas, tristes, rotas.
Después de tantas derrotas
en el mar de un tiempo ido
hoy son ya montón de olvido
a merced de las gaviotas.

viernes, 26 de agosto de 2011

Fuego que mengua

Fuego que mengua, ceniza
de candente llamarada
que se esparce arracimada
en la malla de la brisa.
Cuando agosto se desliza
va aplacándose en su ardor
y en el cálido temblor
de su cielo y su belleza
presiente ya, sin tristeza,
otro otoño de esplendor

jueves, 25 de agosto de 2011

Mercado de Huelva

Pez espada, la caballa,
acedías, las sardinas
y las mallas de coquinas,
pulpos lustrosos, la raya.
Un bullicio que no calla
intramuros del mercado.
Gambas blancas, el lenguado
y el cazón para el adobo.
Sin pudor y sin arrobo
todo el brillo del pescado.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Salamanquesa

Pequeña, inmóvil, secreta
donde descuelga en la altura
entre sombras de espesura
su reflejo la luz quieta.
En la noche que se aquieta
un hierático alguacil.
Déjame junto al pretil
observando ese reposo
celebrar tu silencioso
pensamiento de reptil.

martes, 23 de agosto de 2011

Tarde en el embarcadero

La tarde, cristal tranquilo,
marca al tiempo su derrota
mientras cruza una gaviota
suspendida al aire en vilo.
La bajamar, en sigilo,
vuelve en fango negra arena
y en la luz honda y serena
parece el embarcadero
un antiguo prisionero
que aliviara su cadena.

lunes, 22 de agosto de 2011

Colchoneta

Aire en mullido colchón
donde la infancia se aúpa
como de potro a la grupa
entre salto y revolcón.
Olas la elevan al son
de la espuma que se riza
y en las ondas que desliza
su quebrado ardor rompiente
reman chiquillos de frente
empapando la sonrisa.

domingo, 21 de agosto de 2011

Ya quiere amanecer

Verde la hierba, sonido
de tranquilos aspersores
entre luz en estertores
de este sol no amanecido.
Entre sombras, el chirrido
de la cancela de un bar.
A lo lejos tiene el mar
con un pijama de espuma
sueño aún entre la bruma
y no quiere despertar.

sábado, 20 de agosto de 2011

Refinería

Recta antorcha que en el cielo
traza llama y combustión
mientras va el humo, a traición,
enredado en negro anhelo.
Grises sombras van en vuelo
con siniestra simetría
y la oscura antipatía
que uno siente se rebaja
meditando en quien trabaja
de aquel lado de la ría.

viernes, 19 de agosto de 2011

Mastín napolitano

Grande, inmenso, cejijunto
por detrás de la cancela,
acechante centinela
de mi paso a la hora en punto.
Tan atento a todo asunto
que pareces un espía
cuando cruzo cada día
con silencio precavido
aguardando tu ladrido
por tu chalet de la ría.

jueves, 18 de agosto de 2011

Tobogán

Tobogán, arquitectura
sin más ambición ni ciencia
cuando es gozo de inocencia
resbalar desde la altura.
Por tan sencilla estructura
van veloces torbellinos.
Risa y golpes, repentinos
topetazos y, al final,
dar de bruces, que da igual,
sobre la alfombra de chinos.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Hombre y mar

El hombre va en el camino
y deja el pasado atrás
Apenas es nada más
que un instante peregrino.
Qué distinto es su destino
a las olas de la mar,
eterno resucitar
con monótona belleza
porque del mar la certeza
será siempre regresar.

martes, 16 de agosto de 2011

Ebriedad de claridad

Dunas, veredas, sabinas,
matorral, roca, retama,
lentisco, jaral y rama,
polvo blanco, arenas finas.
Llamaradas diamantinas
de la luz en soledad,
monótona gravedad
de cigarras en concierto,
sol perfecto, cielo abierto,
ebriedad de claridad.

lunes, 15 de agosto de 2011

Lechuza

Huidiza y clandestina,
corazón de luna vieja
cuando en la noche tu queja
se hace canción repentina.
Embozada entre resina
y las ramas del pinar
cuando, terca en tu ulular,
sabes –Minerva pequeña-
que quien duerme sólo sueña
y que está despierto el mar.

domingo, 14 de agosto de 2011

Rosa de los vientos

Flor de lis, tranquila rosa
de los puntos cardinales
que de los vientos mistrales
dices la sed azarosa.
Rosa rara, la que airosa
norte y Sur se ciñe al talle,
para el viejo gobernalle
del rumbo de mi mirada
estás siempre dibujada
en el nombre de una calle.

sábado, 13 de agosto de 2011

Isla de Saltés

Isla quieta y tan pequeña
que en su curva de desvío
besa el sueño azul de un río
cuando el mar añora y sueña.
De la garza, la cigüeña
y la espátula rincón.
Vieja isla en la que al son
de la espuma que te encierra
uno descubre que hay tierra
en el mar del corazón.

viernes, 12 de agosto de 2011

Vuelo de cometa

Juego infantil, solo tela
a compás de brisa y vuelo.
Invasión que hace del cielo
trazo y luz de una tesela.
Rombo y vértice que vuela
si la infancia suelta el hilo
y en el aire siempre un filo
que explica con su querencia
cómo puede la inocencia
mantener un sueño en vilo.

jueves, 11 de agosto de 2011

Agonía de pez

Lomo brillante en el suelo
en espasmos de agonía
porque al azul de la ría
cayó el cebo de un anzuelo.
Lento estertor, terco anhelo
en la muerte ya enredado.
Pez pequeño y plateado
sin otro destino ahora
que morir sin más demora
saltando de lado a lado.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Coger olas

Viejo sueño de inocencia
de coger ola sencilla
y llegar hasta la orilla
a compás de su querencia.
Cojo la ola de la ausencia
mientras miro a estos chiquillos
y con sus juegos sencillos
a galope de la espuma
vuelvo yo a la orilla en bruma
de mi infancia con sus brillos.

martes, 9 de agosto de 2011

Sagrada familia del top manta

Pecho negro que amamanta
negros rizos infantiles.
Dile a todos, venga, diles
la dignidad del top manta.
Que a tu sombra y a tu planta
va tu niño a echar los dientes
mientras ese amor que sientes
con angustia marfilina
silba, nervioso, en la esquina
porque llegan tres agentes.

lunes, 8 de agosto de 2011

Nacimiento de Afrodita

Cinta en la cinta del aire
desde el mar y su venera
con la espuma por montera
y melena por donaire.
Cómo nace, sin desaire,
tu belleza de esta orilla
mientras retiene, sencilla,
tu espalda llena de sal
los reflejos de cristal
de ese sol que se te humilla.

domingo, 7 de agosto de 2011

Orilla vacía

En los ojos, la distancia
azul y esbelta del mar.
Junto a la orilla, el pinar
esparciendo su fragancia.
Plenitud, lujo, abundancia
de una orilla en soledad.
La arena es una heredad
donde quiere la voz quieta
diluirse en la secreta
explosión de claridad

sábado, 6 de agosto de 2011

Vela blanca

Vela blanca, sueño lento
de algún velero andaluz.
Estallido de la luz
con templado movimiento
Compañera fiel del viento
y de la mar compañera.
Sal de mis sures, bandera
donde a ras de leve brisa
va ondeando la sonrisa
de la gracia marinera.

viernes, 5 de agosto de 2011

Primera luz

Espejo de claridad
donde aquieta la mañana
la luz honda y más temprana
con marfil de soledad.
A las cosas, despertad,
dice ufano el sol del día
y en el pueblo se diría
que han triunfado tras la noche
como mágico derroche
los azules de la ría.

jueves, 4 de agosto de 2011

Libros en la Plaza Pérez Pastor

(Esperando que las voces del extremo disculpen esta pequeña broma)

Julio Verne. A la salud
por la cebolla y el ajo.
Los Luthiers de contrabajo
e interpretar el Talmud.
Cómo evitar un alud.
Manual simple de remo.
Las clases de crisantemo
y en aquella estantería
la tercera antología
de las voces del extremo.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Palos de la Frontera

Orilla de luz, orilla
en la que izaron las velas
las tres viejas Carabelas
de los Reyes de Castilla.
Tierra onubense y sencilla
cuyo orgullo es siempre el mar.
Hoy de nuevo, en mi cantar
de La Rábida a tu espuma,
diviso yo, entre la bruma,
Carabelas al zarpar.

martes, 2 de agosto de 2011

Asamblea de gaviotas

Como en Hitchcock, congregadas
por decenas y centenas
sobre las ocres arenas
en lugar de en alambradas.
Raramente alineadas
como negra y blanca malla.
Del islote en esa playa
ejército que parece
aguardar hasta que empiece
el fragor de la batalla.

lunes, 1 de agosto de 2011

Gozo de agosto

Vuelve la luz desde el centro
a ocupar el horizonte
y en el pinar, sobre el monte,
la resina pecho adentro.
Agosto sale al encuentro
otra vez del corazón
y en el secreto rincón
en que el mar es claridad
alcanza mi soledad,
la punta del espigón.

domingo, 31 de julio de 2011

Carrera de relevos

Sobre el arco de la pista
cede julio, a la carrera,
el testigo a su manera
a otro avezado fondista.
Pide al tiempo que le asista
agosto –joven atleta-.
Sale, corre, esprinta, aprieta
pero ignora su castigo:
que ha de robarle el testigo
septiembre sobre la meta.

sábado, 30 de julio de 2011

Ángela Barrero (primer cumpleaños)

El más alto monumento
que pudiera levantar
no se iguala con el mar
de tu risa este momento.
Sangre mía en el intento
esforzado de vivir.
Vida abierta al porvenir
donde en dos menudas manos
caben todos los humanos
devenires del sentir.

viernes, 29 de julio de 2011

Alberca

Agua oscura y estancada
en el centro del verano
donde refresca la mano
su pereza calcinada.
En la tarde demorada
ni suspira ni se mueve
y con mansa quietud leve
se ensombrecen tras la cerca
el silencio de la alberca
y la luz en la que bebe.

jueves, 28 de julio de 2011

Pasa julio

Pasa el mes de julio, y pasa
como pasa el tiempo todo
ignorando en su acomodo
la daga que lo traspasa.
Disuelta ya su argamasa
se precipita y se esfuma
y en su sed que se consuma
ignora en su abatimiento
que no es más fijo que el viento
ni más firme que la espuma.

miércoles, 27 de julio de 2011

Parque infantil

Vientre y tubo de madera
donde en júbilo de risa
se introduce y se desliza
la niñez aventurera,
alta liana, enredadera,
balancín, columpio, parque
para que el sueño desmarque
la infancia del corazón
y sea sólo la ilusión
la que el rumbo fije y marque.

martes, 26 de julio de 2011

La canoa

Ría afuera y Ría adentro
en constante travesía
de la vieja Punta Umbría
siempre de Huelva al encuentro.
Con la cabina en el centro
del azul y de la eslora.
Qué gracia navegadora
con la luz por todo adorno
la de tu eterno retorno
a este muelle sin demora.

lunes, 25 de julio de 2011

Siempre camino

Siempre latido a latido
la sangre en el corazón
y del tiempo en condición
el vivir de olvido a olvido.
Siempre el paso sostenido
que intentar su sueño alcanza.
Siempre camino, balanza
donde pugna, equilibrista,
el cansancio conformista
y el vigor de la esperanza.

domingo, 24 de julio de 2011

Eucalipto entre pinos

Delgado, recto, astifino,
puñal leve, daga quieta
empuñada en la secreta
ascensión de su destino.
Hermano esbelto del pino
al que en altura adelantas,
con qué fuerza al pecho imantas
tu fragancia poderosa
mientras queda, silenciosa,
la sangre verde a tus plantas.

sábado, 23 de julio de 2011

Elogio de la elegancia (variación calderoniana)

Cuentan de un hombre que un día
tan feliz y ufano estaba
que los trajes no pagaba
que a la medida se hacía.
¿Habrá otro -entre sí decía-
más elegante que yo?
Y cuando el rostro bajó
halló la respuesta, viendo
a algunas hienas mordiendo
los trajes que no pagó.

viernes, 22 de julio de 2011

Fuente seca

¿Dónde el agua, la alegría
de su silbo transparente?
Hoy la taza de la fuente
con tristeza está vacía
y sin agua –se diría-
le han robado el alma entera.
Sobre el mármol reverbera
el sol sobre el fondo seco
y la orfandad de su hueco
sueña el agua, a su manera.

jueves, 21 de julio de 2011

Resumen de Actas

Sobresaliente, sin grado
de Matrícula de Honor,
y el grupo, mucho mayor,
del Notable o Aprobado.
Aluvión No Presentado
al que el gremio es tan propenso
y muy pocos –si lo pienso-
para que pueda el colega
criticarme (aunque lo niega)
con la nota de suspenso.

miércoles, 20 de julio de 2011

Intensa luz

Densa y honda, fiera y alta,
no habrá luz como esta luz
cuando el verano andaluz
se ha instalado y nos asalta.
Brinca y juega, sube, salta
reclamando su heredad
y afanada en su verdad
deja al roce de su herida
entre llamas convertida
en incendio la ciudad.

martes, 19 de julio de 2011

Quinientas décimas

Poco a poco y una a una,
sol y sol y noche a noche,
engastadas como el broche
de una luna y otra luna.
¡Utilidad? Pues ninguna.
Pero lo inútil, qué hermoso…
De este esfuerzo silencioso
si no salen mal las cuentas
permitid que a las quinientas
brinde alegre y orgulloso.

lunes, 18 de julio de 2011

Recuerdo de un juego

Capitán, bomba, teniente,
explorador, mariscal,
comandante, general
y un espía diligente.
Coronel que, de repente,
a un sargento echaba fuera.
Recuerdo bien cómo era
de aquel juego el objetivo
llegar al fin, al derribo
de una escondida bandera.

domingo, 17 de julio de 2011

Piscina

Sol de campo sin urgencia
cuarteado en mil reflejos.
Las chicharras, a lo lejos,
son concierto de estridencia.
Tarde tranquila, indolencia
de las horas del verano
cuando en el fresco y cercano
espacio de una piscina
cabe así, de esquina a esquina,
todo el mundo en una mano.

sábado, 16 de julio de 2011

Salve, estrella de los mares

Salve, estrella de los mares,
corazón de caracola,
hermosura en aureola
con espuma en tus altares.
De esta orilla a los pesares
dé tu gracia bajamar
y en el viejo navegar
que en el mar no deja huella
no falte nunca tu estrella,
hermosa Virgen del mar.

viernes, 15 de julio de 2011

Corazón de acacia

Parda en la tarde callada
de este parque y su retiro
bajo la llama en suspiro
de este sol como una espada.
De tu sombra retirada
busco el arco de la gracia.
Corazón noble de acacia
que entre ramas como espejos
vas filtrando los reflejos
de este sol que se despacia.

jueves, 14 de julio de 2011

Gorrión entre palomas

Pequeñito y saltarín
cuando llegas, cuando asomas
entre un grupo de palomas
disputándole el festín.
Ladronzuelo, malandrín
que en la plaza, ojo avizor,
sin más duelo ni temor
te apropias del pan migado
mientras miro yo, asombrado,
tu pericia de invasor.

miércoles, 13 de julio de 2011

Santo

Espada en brillo y fulgor,
joven Duque de Baviera
y, más tarde, la bandera,
de Monarca Emperador.
De un Imperio en estertor
protector con ancho manto.
Conquistador sin quebranto
de tierras allende el Rin
y después de todo, en fin,
San Enrique, que es mi Santo.

martes, 12 de julio de 2011

Pantera (zoológico de Jerez)

Dos bengalas por mirada
como antorchas en lo oscuro
no deshacen el conjuro
de tu angustia encarcelada.
Negra felina enjaulada
tras un cristal por prisión.
De tu misma condición
en la jaula gris del mundo
a veces, en lo profundo,
es esclavo el corazón.

lunes, 11 de julio de 2011

Helados Rayas

Stracciatella, turrón,
ron con pasas, nata, fresa,
caramelo, nuez, frambuesa,
menta, málaga, limón.
De glacé dulce marrón,
chocolate, la vainilla,
mascarpone que bien brilla
y los batidos, de traca.
Calle Almirante Apodaca.
Helados Rayas. Sevilla.

domingo, 10 de julio de 2011

Anciano en una plaza

Por el tiempo ya forjado
en heridas y en distancia.
Lejos, muy lejos la infancia.
Permanece aquí sentado.
De su bastón soleado
pulsa el borde con un dedo
y, sin pena ni denuedo,
algo en sus ojos advierte
que al acecho de la muerte
ni siquiera tiene miedo.

sábado, 9 de julio de 2011

Deudas

Debo a Dios haber nacido
y debo al mar el azul.
Al cielo le debo el tul
de su horizonte expandido.
Debo a la fuente el sonido
de esta agua en la que bebo
No me rindo. Me sublevo.
La sangre debo a la herida
Debo a mi madre la vida
y al resto nada la debo.

viernes, 8 de julio de 2011

Tertulia sobre la crisis

Va de suyo. Factoría
de ideas. Nuevo escenario.
Decálogo. Principiario.
Toda la ciudadanía.
Desigual asimetría.
Desarrollo transversal.
Sin principio ni final.
Válido interlocutor.
Hay que estar ojo avizor.
Grueso brochazo de cal.

jueves, 7 de julio de 2011

Pañuelos en el semáforo

Dientes blancos, la sonrisa
de pantera en el asfalto
como presta a dar un salto
al cristal del parabrisa.
Quien acelera con prisa
la cruda verdad acalla.
De la suerte en la batalla
hereda alguno riqueza
y otros sólo la pobreza
de un mundo injusto y canalla.

miércoles, 6 de julio de 2011

Muchacha en el Dermatólogo

Ojos claros, hermosura
que parece avergonzada.
Más profunda la mirada
que tu rostro que supura.
Copio en verso la amargura
en que cuaja tu tristeza.
Todo acaba y todo empieza.
Dale al tiempo tu esperanza
y del tiempo, en la balanza,
tu silencio y tu belleza.

martes, 5 de julio de 2011

Piña llena

Compacta, maciza, llena
en la rama del pinar.
Casi a punto de estallar
sobre el oro de la arena.
Con qué aroma se serena
la mañana en cada esquina
cuando el sol que te ilumina,
entre el verde de la fronda,
te fecunda en la redonda
plenitud de la resina.

lunes, 4 de julio de 2011

Piña vacía

Gris y hendida, polvorienta
sobre el suelo del pinar.
Sostenerte es regresar
a una infancia vieja y lenta.
En tus huecos hago cuenta
de mi ayer y mis veranos
y sin piñones cercanos
de diminuta alegría
siento desierta y vacía
la nostalgia entre las manos.

domingo, 3 de julio de 2011

Huevo de águila

Gris o blanco, ocre, pardo,
perfecto, hermoso, redondo,
para que nazca del fondo
la libertad sin retardo.
Anuncio que, como un bardo,
cuenta su gozo a la sierra.
Cuna y cáscara que encierra
de la vida la noticia
y objeto de la codicia
de los pobres de la tierra.

sábado, 2 de julio de 2011

Homenaje al Tour de Francia

Tourmalet y Galibier,
Alpe d´Huez, Pedro Delgado.
Con qué afición y cuidado
daba yo este Tour en ver.
Contrarreloj y a correr.
Indurain, Laurent Fignon,
todo esfuerzo y corazón.
Rincón, de Kelme... Festina
o de pronto, repentina,
la fuga del pelotón.

viernes, 1 de julio de 2011

Julio llega

Se va junio y julio llega
con el brillo de su acero
otra vez por un sendero
que a su fuerza se doblega.
Calurosa y andariega
viene la luz de su mano
y en el murmullo cercano
con que la mar nos alcanza
se condensa y afianza
la caricia del verano

jueves, 30 de junio de 2011

Junio fugitivo

A la fuga por la orilla
de una antigua bajamar
se va junio, al acabar,
sobre la arena sencilla.
Del reloj la manecilla
marca su sed lenta y sola
y –ya estela de su cola
de cometa consumido-
viene de julio el latido
a galope de una ola.

miércoles, 29 de junio de 2011

Cuestión de perspectiva

Hay muchos que dan consejos
por vicio de aconsejar
pues puestos ellos a errar
se equivocan aun de viejos.
Con fruncidos entrecejos
te dicen que no hagas tal
y luego –es hecho real-
en el defecto advertido
uno constata aturdido
que obraron igual de mal.

martes, 28 de junio de 2011

Abuelo

Elegante, encorbatado,
-boina calada en la frente-
me ha venido, de repente,
tu recuerdo recobrado.
Gafas negras y sentado
siempre en el mismo sillón.
Patriarca sencillo, con
esa ternura que al niño
legaba el claro cariño
que agradece el corazón.

lunes, 27 de junio de 2011

Camaleón y mosca

Esquivo y extraño, arcano,
qué gozo el hallazgo ayer
al sentir y sostener
tu rareza en una mano.
Éxito que en el verano
celebraba la mirada
cuando, en cruel emboscada,
daba tu lengua viscosa
cuenta crujiente y gozosa
de una mosca adormilada.

domingo, 26 de junio de 2011

Zapatero

Alegre, veloz zumbido
siempre a ras de superficie.
Compañero en la molicie
del verano renacido.
Breve cuerpo sostenido
en un vuelo intrascendente.
Danza, danza alegremente
sin reparar que, entreabiertas,
quedarán tus alas muertas
en la taza de la fuente.

sábado, 25 de junio de 2011

La insistencia del fuego

Del fuego que ayer ardía
entre llamas en la noche
sólo queda este derroche
de cenizas a porfía.
Devenir y alegoría
de un designio fiero y ciego.
Pero visto con sosiego
tras la llama ayer ardida
en la hoguera de la vida
puede encenderse otro fuego.

viernes, 24 de junio de 2011

Recuerdo del Jordán

Cauce verde y extendido
que serpea entre un desierto
como un sueño que, entreabierto,
le prestara su latido.
Río viejo, comprimido
entre rocas de basalto.
Vuelvo al gozo, vuelvo al salto
que del agua, en la cascada,
incendiaba la mirada
con el fuego de un sol alto.

jueves, 23 de junio de 2011

Juncia y retama

Dios Te Salve, amanecida
entre romero y retama,
cuando el tiempo ya derrama
su claridad encendida.
Bella espiga renacida
como siempre, en esta hora,
si en la luz madrugadora
a la ciudad así presta
la belleza de una Hiniesta
el destello de la aurora.

miércoles, 22 de junio de 2011

Homenaje a Manuel Machado

Paleta
completa:
verano.
(Manuel Machado)


Primores
intensos.
Propensos
sudores.
Calores.
Secano.
Lejano
invierno.
El tierno
verano.

martes, 21 de junio de 2011

Calor

Por este cielo tardío
al corazón has llegado,
brasa y brisa, denodado
anunciador del estío.
Tirite de angustia el frío
con carámbanos de nieve
y tú vive, vuelve, bebe,
hiéreme con tu soflama
pues que más mi voz te ama
si más fiero y más aleve

lunes, 20 de junio de 2011

Viento en el crepúsculo

viento en la tarde:
en la arena se borran
todas las huellas
(Coriolano González)

Todo signo, toda huella
de repente se ha borrado
mientras se enciende, afilado,
el destello de una estrella.
El viento clausura y sella
las soledades del día
y en la tristeza vacía
de esta orilla de penumbra
se adivina y se columbra
ya la noche en la bahía.

domingo, 19 de junio de 2011

El pececito de plata

Lejano cuento pueril.
¿Cómo era? ¿Cómo era?
Disuelto en una pecera
un pez de arena gentil.
Una lágrima infantil
lo mudaba en pez de plata.
Hoy mudado en hojalata
el metal de la inocencia
sé que era engaño y clemencia
aquella desiderata.

sábado, 18 de junio de 2011

Vieja duna, monte mío

Vieja duna, monte mío
donde iban, como puñales,
los agrestes matorrales
acompasando el estío.
Balanceo que, sin brío,
daban los pinos al viento.
Vago espejo, sueño lento
de las olas de la mar
cuando el día, al despertar
era azul descubrimiento.

viernes, 17 de junio de 2011

Chipiona

Vieja orilla, tu corona
es la espuma de la mar
y el azul que al despertar
te bendice y te jalona.
Dame el sueño, Chipiona,
de tus olas en tropel
y a mi verso y su cairel
asomado a tu ventana
la finura gaditana
de la flor y el moscatel.

jueves, 16 de junio de 2011

Recuerdo de una Estación

Aquí ayer fue la Estación,
los raíles de las vías,
los trenes de cercanías
de lenta locomoción.
Queda la edificación
pero dentro ya no hay nada.
La estación fue derrotada
y abatida sobre el ring
por franquicia, Burger King
y hamburguesa uniformada.

miércoles, 15 de junio de 2011

Quince de junio

Quince de junio. Lejano,
revives al colegial
que aguarda, tras un cristal,
la inminencia del verano.
Vacilante, con tu mano
recoges aquellas notas
y por las calles remotas
vas corriendo con urgencia
con el sueño, en tu inocencia,
de la orilla y las gaviotas.

martes, 14 de junio de 2011

Pleamar

Cuando el mar sobre la orilla
expande su corazón
vuelve mojada y marrón
toda la arena amarilla.
Cosa hermosa y muy sencilla
es la antigua pleamar.
Uno piensa, al contemplar
tales idas y venidas,
cómo en esas sacudidas
jamás se cansa la mar.

lunes, 13 de junio de 2011

Jardín oculto

Viene la luz por torrentes
de enclaustrada claridad
sobre el agua en soledad
de estos estanques silentes.
Las palmeras, indolentes,
van al azul a porfía
y, ya a plena luz del día,
en los claros azulejos
copia y deja sus reflejos
la primavera tardía.

domingo, 12 de junio de 2011

Reina de la luz

Dios Te Salve, algarabía
que desprecia quien no sabe
el sueño que abre la llave
del cancel de la alegría.
Dios te Salve a Ti, María,
Reina intacta de la luz.
Si ayer sombra de una cruz
hoy eres fin de caminos
y entre marismas y pinos
gozo alegre en andaluz.

sábado, 11 de junio de 2011

Teoría de la plenitud (y II)

Tres años, gozo travieso
que la vida indaga a solas.
Tiene miedo de las olas
y se agarra con un beso.
-Solo no –murmura preso
de una infantil aflicción.
Plenitud de vida, al son
solamente del presente.
Con su abrazo, de repente,
se renueva el corazón.

viernes, 10 de junio de 2011

Palmera (rama y raíz)

Si tu sueño es sólo el cielo
en la esbeltez de tu altura
qué extraño que tu apostura
plante firme sobre el suelo.
Aquel que sueña un anhelo
sin pisar el suelo yerra.
La raíz es la que encierra
en los adentros el fruto
y espejismo diminuto
el cielo sobre la tierra.

jueves, 9 de junio de 2011

Rociera a caballo

Todo el oro de la arena
se adormece y pide tregua
cuando el paso de tu yegua
cruza la tarde serena.
Menuda diosa morena
por el cielo de un sendero.
El sol, bajo y lastimero,
se consume en sus enojos
porque le roba tus ojos
la cinta de tu sombrero.

miércoles, 8 de junio de 2011

Miércoles

Pasa, miércoles, pues bien
que la vida pasa y pasa
porque el tiempo la traspasa
para mal o para bien.
A tu manso palafrén
fustiga el trote y apura
porque en la tarde madura
-primavera ya vencida-
viene firme y aguerrida
del verano la luz pura.

martes, 7 de junio de 2011

Tristeza en Santa Catalina

Niño ayer, tras esta puerta,
los relinchos, la emoción,
la barroca Exaltación
ante mi infancia despierta.
Qué gozo cuando entreabierta
fue esa infancia asombro aquí.
Hoy con tristeza, por si
vivirlo otra vez no puedo
hago en mis versos remedo
de esa dicha que sentí.

lunes, 6 de junio de 2011